A principios de abril, la compañía anunció un plan para adaptar sus instalaciones en América del Sur para producir máscaras protectoras, que se llevó a cabo en un tiempo récord. El objetivo inicial de producir 50.000 máscaras se amplió a 110.000 a través de una asociación con EMBRAPII (Compañía Brasileña de Investigación e Innovación Industrial) y SENAI Cimatec.

El lote consta de 35.000 unidades, donadas a los Departamentos Municipales de Salud de Brasil: Camaçari, Dias D’Avila y Salvador y a la Secretaría de Salud del Estado de Bahía.

“Quiero agradecer a todos los colaboradores y socios que contribuyeron a la realización de este importante proyecto, uniendo fuerzas para enfrentar este momento de gran dificultad para toda la sociedad”, dice Lyle Watters, presidente de Ford South America y Group of International Markets. “Donar máscaras es una forma de proteger a los profesionales que están tomando riesgos en la primera línea para ayudar a los pacientes afectados por esta terrible enfermedad. Con esta acción, reafirmamos nuestro compromiso de priorizar la salud y la seguridad de las personas”. 

Línea de producción

La experiencia de Ford en diseño, cadena de suministro, fabricación y logística fue esencial para que la línea de producción de máscaras protectoras comenzara a operar en un tiempo récord. Las máscaras están hechas con acetato, espuma y gomas, en ocho líneas de ensamblaje con aproximadamente 20 operadores e ingenieros, que se ofrecieron como voluntarios para participar en el proceso. En este trabajo, además de observar las reglas de distanciamiento social, se siguen protocolos estrictos para la protección y la higiene personal constante y la desinfección del medio ambiente.

“La capacidad de producción total es de 8.000 unidades por día, es decir, cada 15 segundos, tenemos una máscara lista para ser entregada a nuestros guerreros que están a la vanguardia de la lucha contra el coronavirus”, dice Marcus Topázio, supervisor de ensamblaje Fin de Ford, líder de los equipos de producción en el proyecto. “Los pilares de Ford son cuidar a las personas y garantizar la seguridad de todos. Por lo tanto, ante una situación como esta, ella y sus colaboradores no podían quedar fuera”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here