Tuvimos la oportunidad de reunirnos con ejecutivos de Mediatek para conversar acerca de varios temas que, por algún tiempo, no tuvimos respuesta y la verdad es que nos sorprendieron con nuevos desarrollos y demo en vivo de las próximas integraciones basadas en inteligencia artificial que hará la compañía es sus productos y servicios.

Hace ya algún tiempo, la llegada de la Inteligencia Artificial (IA) a los smartphones tuvo una primera etapa que se concentró en innovaciones vinculadas a obtener una mejor calidad de imagen, optimizar el consumo de batería e introducir requisitos mínimos de seguridad, como el reconocimiento facial o la huella dactilar.

Hoy por hoy, en cambio, las nuevas mejoras se concentran en términos de privacidad, disponibilidad y velocidad de respuesta, las 3 áreas sobre las que, según MediaTek, la IA está generando avances en los smartphones actuales.

Incremento de la privacidad
A diferencia de hace unos años atrás, la IA presente en esta nueva ola de smartphones presupone que el usuario ya no buscará todas las soluciones en la nube, en donde su comportamiento e información pueden no estar libre de observación de terceros. La idea de que cada uno pueda procesar gran parte de lo que necesite en su propio equipo, sin esperar soluciones externas, gana terreno. De esta manera, aumentan las condiciones de privacidad de cada usuario.

“Para garantizar mayor privacidad, lo que se necesita es un equipo robusto, capaz de procesar una gran cantidad de datos, y que las aplicaciones corran rápido. Los procesadores y el software son la clave, y trabajan en conjunto para resolver las necesidades del usuario” señaló Hernán Descalzi, gerente de Cono Sur de MediaTek, durante una presentación sobre los avances de la inteligencia artificial en
smartphones.

Las mejoras en seguridad que derivan de esta tendencia, y que pueden ser percibidas por el usuario en el día a día, se relacionan con la capacidad de resolver tareas en su equipo que antes se realizaban con asistencia la nube, como también en la respuesta que el teléfono brindará sólo cuando escuche la voz del dueño del teléfono o en reconocer las distintas versiones de su rostro: con o sin barba, pelo corto vs. pelo largo, teñido o natural, etc.

Disponibilidad offline
La principal mejora sobre la disponibilidad que propone la IA de última generación es que el usuario tenga acceso a trabajar mejor en el modo offline. La conexión a Internet, entonces, ya no sería una limitación para disfrutar de algunas funciones que van más allá de las que conocimos en la primera etapa de la IA, como la edición o efectos especiales sobre imagen y voz, o la disponibilidad de música.

Así, el enriquecimiento de la experiencia para el usuario final se va a observar en una sensación de realidad aumentada más completa, en la posibilidad de almacenar en su teléfono su álbum favorito de fotos sin compartirlo públicamente en las redes, en una cámara más ágil para asistir al usuario en el momento en que toma fotografías, o en una mejor asistencia en el procesamiento de todos sus datos.

Velocidad de respuesta
El aumento en la velocidad de respuesta es otro paso importante que impactará en la percepción del usuario. Existen nuevos equipos en gama media con tiempos de respuesta 30% más rápidos en comparación con sus modelos previos. Es como si de alguna manera, un smartphone con IA ahora tome prestada la agilidad con la que responden los celulares de gaming, y mejore notablemente la experiencia del usuario.

Según el vocero de MediaTek, se observa que si bien hoy un celular estándar vs. uno de gaming muestran capacidades y diseños independientes, en un corto plazo se espera que converjan y las diferencias desaparezcan. Las mejoras de la AI en velocidad de respuesta son fáciles de percibir por el usuario, cuando por ejemplo utiliza la traducción simultánea de idioma, la transcripción de texto a voz y video tracking en tiempo real.

Estos avances y desarrollos de IA llegan a la gama media de la mano de sofisticados chipsets, el corazón de un smartphone, integrados al software de cada teléfono para optimizar las funciones y brindar características premium. Para facilitar el acceso de todas las marcas de móviles a estas ventajas y beneficios, MediaTek creó NeuroPilot, el ecosistema que integra y coordina con eficiencia todas las funciones de IA presentes en un smartphone que incluyen una serie de procesadores independientes para la cámara (ISP – Image System Processor), los gráficos (Graphics Processing Unit – GPU), el uso de AI
(Artificial Processing Unit – APU) y la CPU (Central Processing Unit) en sí. Todos estos procesadores agilizan y mejoran la performance de los smartphones, brindando una experiencia premium a los usuarios de gama media.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here