El avance tecnológico de la humanidad en los últimos 50 años ha significado un real salto en la evolución y desarrollo de la sociedad moderna, lo que se ha traducido –entre otros aspectos- en una mejor calidad de vida y un mayor y oportuno acceso a la información. Es en ese contexto que herramientas como Internet de las Cosas (IoT) y aplicaciones de Inteligencia Artificial (IA) han obtenido una gran relevancia, permitiéndonos transformar sueños de antaño en realidades.

Gracias a esto, hoy en día podemos a través de los smartphones acceder a una gran cantidad de información y soluciones que hasta hace unos 10 años hubiesen sido imposibles de realizar. Pero ¿cómo ha sido la irrupción de la tecnología en la industria automotriz? Si bien este sector industrial ha sido uno de los que más se ha demorado en adoptar las nuevas tecnologías, la llegada del IoT y de la IA ha pavimentado el camino para el desarrollo de automóviles autónomos o “smartcars”, los que  más temprano que tarde serán los verdaderos reyes de las autopistas.

Para profundizar en este tema conversamos con Oscar Soto Colonia, Consultative Seller de Watson IoT para América Latina de IBM, quien nos explicó que son los automóviles del futuro.

Oscar Soto Colonia, Consultative Seller de Watson IoT para América Latina de IBM
Oscar Soto Colonia, Consultative Seller de Watson IoT para América Latina de IBM
  • Cuando hablamos de automóviles del futuro, ¿qué tipo de adelantos podremos encontrar en ellos concretamente?

Desde servicios avanzados y en remoto soportados por tecnologías cognitivas, hasta vehículos conectados a Internet que se puedan auto-conducir… y esto se ha producido en tan sólo 10 años.

Según un estudio del IBM Institute of Business Value de 2016, “Una nueva relación – personas y automóviles”, los vehículos se están convirtiendo en parte del IoT, ya que las nuevas opciones de movilidad están transformando la vida y las expectativas de los consumidores. Los coches de hoy en día están pasando de ser un medio de transporte a ser un nuevo tipo de centro de datos en movimiento con sensores a bordo y ordenadores que captan información sobre el coche, el conductor, los pasajeros y el entorno. Al mismo tiempo, las interfaces de conversación están permitiendo a los conductores interactuar con sus vehículos de forma más natural. Si a esto añadimos las capacidades de aprendizaje automático, los automóviles pueden llegar a conocer mejor a los conductores y personalizar su experiencia.

Según datos del estudio desarrollado por IBM, los automóviles cada vez incorporan más aspectos como:

Auto-reparación: Vehículos que son capaces de diagnosticarse y arreglarse e incluso arreglar otros vehículos con problemas.

Auto-socialización: Vehículos que se conectan con otros vehículos y con el entorno.

Auto-aprendizaje: Vehículos con capacidad cognitiva para aprender continuamente y dar consejos basados en el comportamiento del conductor, los pasajeros y otros vehículos.

Auto-conducción: Vehículos que están pasando de una automatización limitada a una autonomía total.

Autoconfiguración: Vehículos que se adaptan a las preferencias personales del conductor, desde la altura y posición del asiento hasta los destinos preferidos de los conductores.

Auto-integración: Al igual que otros dispositivos inteligentes, estos vehículos serán parte del IoT, conectando información de tráfico, clima y movilidad a medida que se mueven.

Asimismo, algunos ejemplos de cómo esta industria avanzará son:

Una industria más eficiente: optimizar el diseño y la producción, gestionar la calidad, mejorar la seguridad, simplificar el mantenimiento.

Autos conectados: con soluciones como sistemas de asistencia al conductor, transporte inteligente, navegación, sistemas de entretenimiento, servicios de conserjería, seguridad y protección.

Transporte público: hace algo más que llevar pasajeros. Habilitado por Watson IoT y APIs, Olli también puede sostener una conversación. Pregunte a Olli algo como “¿Dónde hay un buen lugar para cenar hoy?” Y Olli hará recomendaciones, encontrará la ruta más rápida y le llevará allí.

  • ¿Qué tecnologías harán posible estos avances?

Tecnologías de Conectividad Móvil, Cloud, y Computación Cognitiva permitirán contar con análisis avanzado y en tiempo real de las cosas conectadas (IoT) en la nube (como plataforma) de manera segura, son las tecnologías principales que ya comenzaron a impulsar estos avances.

Imagine la tecnología Cognitiva de IBM Watson, con la capacidad que cuenta de aprender (sobre quién es el conductor, cómo se comporta al manejar, hábitos, etc.), de procesar cantidades enormes de datos y de generar interacciones en lenguaje natural entre el vehículo y las personas.

Además de esto, hay algunos que ya vienen impulsando la evolución de esta industria: la colaboración con los consumidores, los servicios móviles y un ecosistema diferente al tradicional.

  • ¿Cuál es el rol que juegan el internet de las cosas y la inteligencia artificial en este proceso?

Es un rol trascendental, pues son las manos derecha e izquierda con la que los líderes llevan a cabo la transformación de esta industria. El Internet de las Cosas, posibilita el análisis de datos y la inteligencia artificial potencia la toma de decisiones de los seres humanos al permitirnos tomarlas mejor informados y basados en hechos relevantes. Enlaza conductores y vehículos con el entorno para mejorar la experiencia de movilidad.

Y más que la inteligencia artificial, es aquello que genera la computación cognitiva, la que habilita y potencia nuevos servicios y una nueva forma de ser, interactuar del vehículo, con el conductor y los pasajeros, tanto en transporte privado como en el público, como es el caso de Olli, el primer automóvil autónomo en el que IBM ha participado con su tecnología.

Con ellas, el auto conectado podrá ofrecer servicios personalizados y en tiempo real para incrementar la lealtad de los clientes. Pero esa misma data que es recolectada, ayudará a optimizar el diseño y la producción de los autos, mejorar la calidad y la seguridad y hacer el mantenimiento más simple. Es algo en lo que BMW ya está trabajando como parte de su partnership con IBM.

  • ¿Cómo será la interacción entre los conductores y los autos del futuro?

Gracias a las tecnologías cognitivas, la interacción con los automóviles será a través del lenguaje natural humano. Los vehículos aprenderán nuestras preferencias por medio de las interacciones que tendremos en el día a día. Adicionalmente, los vehículos gracias a las tecnologías de comunicaciones y de cloud interactuarán con su entorno buscando impactarlo de manera positiva en aspectos como calidad de vida (convivencia, medio ambiente, seguridad, entre otras), entre otros.

  • En el transporte público, ¿llegaremos a ver vehículos que se manejen solos? De ser así, ¿cómo van a interactuar con los usuarios?

Ese vehículo ya existe y se llama Olli. Presta su servicio en las calles de Washington DC y próximamente en Miami y Las Vegas.

Olli, una van desarrollada por Local Motors, es el primer vehículo en utilizar las capacidades de cómputo cognitivo de IBM Watson IoT basadas en nube, para analizar y aprender de grandes volúmenes de datos de transporte, generados a través de más de 30 sensores embebidos en todo el vehículo.

Usando el proceso de desarrollo abierto de vehículos, la empresa Local Motors, añadirá sensores y los ajustará continuamente en la medida que las necesidades de los pasajeros y las preferencias locales sean identificadas. Más aún, la plataforma aprovecha cuatro APIs de desarrollo Watson – Voz a Texto, Clasificador de Lenguaje Natural, Entidad de Extracción y de Texto a Voz – para permitir interacciones fluidas entre el vehículo y los pasajeros.

Más información de Olli aquí: http://www-03.ibm.com/press/us/en/pressrelease/49957.wss

  • ¿En qué cosas ya se ha avanzado? ¿Existen ejemplos concretos en la industria automotriz actual?

Además de Olli, la unidad de IBM Watson Internet of Things viene realizando diferentes alianzas con empresas que, a través de la colaboración con IBM, vienen abriendo las puertas de la industria automotriz del futuro. Es el caso de BMW, que explorará junto con IBM las capacidades cognitivas de IBM Watson en el Laboratorio de Watson IoT en Munich (Alemania), para personalizar la experiencia de conducción y crear sistemas de apoyo más intuitivos para el conductor.

Otro ejemplo es General Motors, quien en conjunto con IBM anunciaron en Octubre de 2016 su alianza para el desarrollo de su servicio OnStar Go, donde la combinación de la conectividad de vehículos y capacidades de datos de OnStar con IBM creará experiencias que permitirán a los conductores y pasajeros alcanzar mayores niveles de eficiencia y seguridad. Estas experiencias podrían incluir evitar tráfico cuando usted está bajo en combustible, luego activando una bomba de combustible y pagando desde el tablero; pidiendo una taza de café en el auto; u obtener noticias y entretenimiento en el vehículo adaptados a su personalidad y ubicación en tiempo real.

  • Desde el punto de vista de negocios, ¿qué beneficios representarán estos vehículos para las empresas que los produzcan?

Gartner predice que en 2020 habrá 250 millones de automóviles conectados transitando, de manera que imagine la oportunidad de mercado. El vehículo conectado le permite ofrecer servicios personalizados en tiempo real lo que es una oportunidad para aumentar la fidelidad a la marca. Pero esos mismos datos también pueden ayudarle a optimizar el diseño y la producción, gestionar la calidad, mejorar la seguridad y simplificar el mantenimiento.

  • ¿Cuándo se estima que estos vehículos estarán disponibles comercialmente?

En la actualidad algunos de los temas mencionados anteriormente están siendo incorporados en las ofertas comerciales existentes, por mencionar alguno: en Octubre de 2016 General Motors e IBM anunciaron una alianza para unir el poder de OnStar e IBM Watson para crear OnStar Go, la primera plataforma de movilidad cognitiva de la industria automotriz. A partir de principios de 2017, se espera que OnStar dé a millones de conductores de GM la capacidad de conectarse e interactuar con sus marcas favoritas. La plataforma ofrecerá contenido personalizado a través del tablero de instrumentos y otros canales digitales apoyados por el ecosistema de OnStar Go para aprovechar al máximo el tiempo pasado en el coche.

(Para más información visita https://www-03.ibm.com/press/us/en/pressrelease/50838.wss)

En el transcurso de los próximos años veremos una oferta comercial más amplia con diferentes características y funcionalidades que tomen ventaja de las capacidades del Internet de las Cosas (IoT) junto con la cognitividad de Watson, gracias a la nube. Algunas de estas funcionalidades podrán tomar un poco más de tiempo para tenerlas disponibles en Latinoamérica, pero eventualmente se darán.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here